Evo Morales Ayma

Presidente Evo Morales Ayma

Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

 

Evo Morales Ayma, Presidente Electo del Estado Plurinacional de Bolivia, nació el 26 de octubre de 1959, en Isallavi, cantón Orinoca, muy cerca al lago Poopó de Oruro. Desciende de una familia aymara, nación indígena que tiene como pilares fundamentales en la formación de toda persona, tres palabras sabias: ama sua (no seas ladrón), ama quella (no seas flojo) y ama hulla (no seas mentiroso).

Su compañero de fórmula es el actual Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera.

Evo desde niño trabajó en tareas agrícolas y era el encargado de cuidar a su rebaño de llamas. Para realizar estudios, trabajó de ladrillero, panadero y trompetero, también mostró sus dotes de buen futbolista. Curso el ciclo medio en el colegio Beltrán Ávila de Oruro. Su formación posterior estuvo delineada -como el mismo lo señala- en “la universidad de la vida”.

En 1982 el altiplano boliviano sufrió una de las mayores sequías de toda su historia que obligó a miles de familias como los Morales Ayma a buscar nuevas tierras, migraron hacia el Chapare (Cochabamba). En 1983 lo nombran en su sindicato, Secretario de Deportes.

Fue su primer cargo sindical; ascendió rápidamente de cargo: en 1985 fue nombrado Secretario General de su sindicato. Desde 1988 es secretario ejecutivo de la Federación del Trópico de Cochabamba y desde 1996 ejerce el papel de Presidente del Comité de Coordinación de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba. En 1997 fue elegido diputado uninominal -con una mayoría aplastante de votos- por la circunscripción 27 del Chapare; sin embargo, en enero de 2002, los partidos neoliberales lo expulsaron del Congreso Nacional.

En las elecciones generales de junio de 2002, el Movimiento al Socialismo (MAS), liderizado por Evo rompe con todas las estructuras partidarias de Bolivia, al lograr el apoyo de 581.884 votos y la obtención de 36 congresistas, expresión viva de la Bolivia multicultural y pluriétnica. Desde las elecciones municipales de diciembre de 2004, el MAS se convirtió en la primera fuerza política del país.

A Evo Morales Ayma no sólo le acusaron de “terrorista”, “guerrillero” o “narcotraficante” sino que se desató una campaña de satanización, criminalización y penalización a los movimientos sociales en su conjunto. A pesar de esa sucia campaña no pudieron con el líder boliviano, a partir de las elecciones del 18 de diciembre, Evo rompió con todas las proyecciones políticas al vencer con el 53.7 por ciento de los votos y convertirse en el primer presidente indígena de Bolivia y América Latina. La Paz, marzo de 2009.

La Constitución Política del Estado, aprobada el 25 de enero de 2009 por referendo constitucional y promulgada el 7 de febrero, determina que el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia tiene atribuciones ejecutivas, legislativas, administrativas, propositivas, de otorgación de premios y títulos, de defensa, seguridad, designación y nombramiento. El Presidente del Estado Plurinacional también tiene la facultad de interponer recursos ante los Tribunales de Justicia y consultas al Tribunal Constitucional Plurinacional.

Evo Morales Ayma
Presidente de Bolivia Evo Morales
La principal atribución de la primera autoridad del Poder Ejecutivo es precisamente la Ejecutiva, por la cual debe ejecutar y hacer cumplir las leyes del Estado, expedir los Decretos y órdenes que sean convenientes, sin que ello signifique la privación de derechos, la alteración de los definidos por ley o la contradicción a las disposiciones legales vigentes. Esta atribución principal debe realizarla guardando las restricciones consignadas en la Constitución Política del Estado.

De acuerdo con el Artículo 172 de la Constitución Política del Estado, son atribuciones del Presidente del Estado Plurinacional.

1. Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes.
2. Mantener y preservar la unidad del Estado boliviano.
3. Proponer y dirigir las políticas de gobierno y de Estado.
4. Dirigir la administración pública y coordinar la acción de los Ministros de Estado.
5. Dirigir la política exterior; suscribir tratados internacionales; nombrar servidores públicos diplomáticos y consulares de acuerdo a la ley; y admitir a los funcionarios extranjeros en general.
6. Solicitar la convocatoria a sesiones extraordinarias al Presidente o Presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional.
7. Promulgar las leyes sancionadas por la Asamblea Legislativa Plurinacional.
8. Dictar decretos supremos y resoluciones.
9. Administrar las rentas estatales y decretar su inversión por intermedio del Ministerio del ramo, de acuerdo a las leyes y con estricta sujeción al Presupuesto General del Estado.
10. Presentar el plan de desarrollo económico y social a la Asamblea Legislativa Plurinacional.
11. Presentar a la Asamblea Legislativa Plurinacional, dentro de las treinta primeras sesiones, el proyecto de ley del Presupuesto General del Estado para la siguiente gestión fiscal y proponer, durante su vigencia, las modificaciones que estime necesarias. El informe de los gastos públicos conforme al presupuesto se presentará anualmente.
12. Presentar anualmente a la Asamblea Legislativa Plurinacional, en su primera sesión, el informe escrito acerca del curso y estado de la Administración Pública durante la gestión anual, acompañado de las memorias ministeriales.
13. Hacer cumplir las sentencias de los tribunales.
14. Decretar amnistía o indulto, con la aprobación de la Asamblea Legislativa Plurinacional.
15. Nombrar, de entre las ternas propuestas por la Asamblea Legislativa Plurinacional, a la Contralora o al Contralor General del Estado, a la Presidenta o al Presidente del Banco Central de Bolivia, a la máxima autoridad del Órgano de Regulación de Bancos y Entidades Financieras, y a las Presidentas o a los Presidentes de entidades de función económica y social en las cuales interviene el Estado.
16. Preservar la seguridad y la defensa del Estado.
17. Designar y destituir al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y a los Comandantes del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Armada.
18. Designar y destituir al Comandante General de la Policía Boliviana.
19. Proponer a la Asamblea Legislativa Plurinacional los ascensos a General de Ejército, de Fuerza Aérea, de División y de Brigada; a Almirante, Vicealmirante y Contralmirante, y a General de la Policía, de acuerdo a informe de sus servicios y promociones.
20. Crear y habilitar puertos.
21. Designar a sus representantes ante el Órgano Electoral.
22. Designar a las Ministras y a los Ministros de Estado, respetando el carácter plurinacional y la equidad de género en la composición del gabinete ministerial.
23. Designar a la Procuradora o al Procurador General del Estado.
24. Presentar proyectos de ley de urgencia económica, para su consideración por la Asamblea Legislativa Plurinacional, que deberá tratarlos con prioridad.
25. Ejercer el mando de Capitana o Capitán General de las Fuerzas Armadas, y disponer de ellas para la defensa del Estado, su independencia y la integridad del territorio.
26. Declarar el estado de excepción.
27. Ejercer la autoridad máxima del Servicio Boliviano de Reforma Agraria y otorgar títulos ejecutoriales en la distribución y redistribución de las tierras.

Alvaro Garcia Linera

Vice Presidente Alvaro Garcia Linera

Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia

 

La vida de Álvaro García está marcada por la lucha por el poder de los pueblos indígenas y las clases trabajadoras. Uno de los momentos que recuerda permanentemente, como un hito en la construcción de su pensamiento y accionar político, es noviembre de 1979. Un instante de unidad y sublevación del proletariado minero y las comunidades indígenas, todos los elementos que confluyen a través de su vida: “Armé una imagen epopéyica de lo que sucedía. Era el despertar indígena. Se me convirtió en una obsesión entender qué significaba eso, era y hasta ahora soy un marxista seducido por la insurgencia indígena”.

Se autoidentifica como “marxista clásico” y la elaboración de su pensamiento proviene de sus primeros años de juventud, cuando se acercó a varios clásicos del conocimiento universal, como Kant, Hegel, Gramsci, Nietzsche y, por supuesto, Marx y Lenin. En 1981, partió con destino a México, para continuar con sus estudios en matemática en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo su pregrado y postgrado. Allí encontró, además, respuestas a algunas de sus interrogantes, gracias al influjo de las guerrillas indígenas campesinas de El Salvador, Guatemala y por el movimiento nicaragüense. “En ese periodo hallé otra veta. Encontré explicaciones a muchas cosas que no pude con la izquierda boliviana de la Unidad Democrática Popular (UDP), del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), del Partido Socialista 1 (PS-1)”. Sin duda, su estadía en México influyó decididamente en él, sin embargo su lucha estaba en Bolivia y los acontecimientos lo convocaban, “la UDP iba a caerse y había que alistar una gran rebelión y sublevación”.

A su retorno a Bolivia, en 1985, genera contactos con dirigentes campesinos y mineros que formaban parte de las estructuras políticas de los sectores populares del país. Entre ellos se encontraba Felipe Quispe. Desde entonces, inicia visitas a las comunidades indígenas y centros mineros para irradiar el discurso de la sublevación indígena y obrera para la toma directa del poder. Bajo esta ideología, un grupo de dirigentes y activistas, entre ellos Álvaro García, organizan los “Ayllus Rojos”. En esa época supo del dirigente cocalero Evo Morales que, aunque muy joven, se mostraba muy claro en la defensa de su sector.

Los postulados que presentaba Álvaro García por entonces eran realmente revolucionarios, a tal punto que quien más afectada se sintió fue la vieja izquierda tradicional boliviana, que no lograba salir de su anclaje en los postulados del Nacionalismo Revolucionario y los manuales vulgarizadores del pensamiento marxista. La idea de la comunidad indígena como espacio de creación revolucionaria incomodaba a más de un militante del Comintern.

Luego, Álvaro García forma parte de la fundación del Ejército Guerrillero Tupaj Katari (EGTK), cuyo objetivo era apoyar la insurgencia indígena. El núcleo central de esta organización son las comunidades aymaras del altiplano paceño. “El EGTK fue la estructura política militar más grande de cuadros políticos indígenas en los últimos 40 años en Bolivia, hasta que el MAS ganó las elecciones en 2005”. Hasta 1992, se dedicó casi exclusivamente a la organización y aporte ideológico al EGTK, en la permanente tarea de conciliar la teoría indianista con el marxismo, generando una praxis revolucionaria – comunitaria.

El 9 de marzo de 1992, los servicios secretos del estado boliviano detienen a Raúl García, hermano de Álvaro García, y a este último un mes más tarde (10 de abril), a quienes someten a tortura durante varios días, antes de presentarlos ante el ministerio público. En los meses que siguen muchos otros miembros del EGTK caen también prisioneros, entre ellos Felipe Quispe Huanca. Confinado junto a los principales dirigentes del EGTK a la cárcel de Chonchocoro, sin sentencia durante cinco años, Álvaro García tuvo el tiempo para leer y reflexionar profundamente la teoría marxista, llegando a la cúspide de la abstracción intelectual con su libro Forma Valor, Forma Comunidad, publicado mientras permanecía detenido. Paralelamente, el periodo de encierro significó para él un enfrentamiento permanente contra el pensamiento neoliberal. Muchos de sus escritos de esta época refieren a una feroz crítica al pensamiento de los liberales y los ex- izquierdistas reconvertidos a la moda del libre mercado. Desde la cárcel, se forma uno de los pocos bastiones en la lucha contra esta corriente ideológica y política, en tanto que para la mayoría de la izquierda tradicional fue más fácil sumarse a la ola neoliberal a cambio de unos centavos.

En 1997, por no haber alcanzado su juicio una sentencia, Álvaro García es liberado. El mismo año, Evo Morales es elegido diputado uninominal. Una vez en libertad, la tarea principal para Álvaro García es muy clara: reorganizarse; levantar nuevamente una estructura política capaz de hacer frente al embate liberal y retornar al proyecto de toma del poder por un bloque popular. Junto con Luis Tapia, Raúl Prada y Raquel Gutiérrez, entre otros, forma el grupo académico Comuna, en tanto nueva trinchera de combate a la ideología neoliberal. Paralelamente, es designado profesor en la Carrera de Sociología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), donde entabla un exquisito debate académico con destacados intelectuales como Alison Spedding, Silvia Rivera y Felix Patzi, al tiempo que realiza varias investigaciones relacionadas con la condición de la clase obrera en Bolivia. De la misma manera, su actividad política no cesa, en la medida en que participa activamente de los ampliados y congresos de distintas organizaciones sociales.

El año 2000, la historia del país dará un profundo giro, como la vida de Álvaro García. En abril de ese año, una gran revuelta popular agita al departamento de Cochabamba. La población se oponía a la privatización del agua; el gobierno reaccionó violentamente, era prácticamente lo último que quedaba por entregar al sector privado. Decenas de heridos es el saldo en las filas populares, sin embargo, por primera vez desde 1985, se impone la voz de los oprimidos. En el levantamiento participan activamente tanto Álvaro García como Juan Evo Morales, ya prominente dirigente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba. Entre septiembre y octubre del mismo año una inesperada movilización sacude las entrañas del país, al grito de “cerco a La Paz”, el mundo del temible willka se levantó una vez más, ahora al mando de Felipe Quispe Huanca, “El Mallku”.

Quinientos años de indignación se hicieron sentir desde lo más profundo de Bolivia, un dirigente campesino quería hablar con Hugo Bánzer “de presidente a presidente”, los aymaras del altiplano de La Paz exigían ver la bandera indígena (wiphala) flameando en las instituciones públicas, querían a Tupaj Katari y Bartolina Sisa al lado de Bolivar y Sucre, querían refundar el país con ellos presentes, pedían tractores, créditos para los pequeños productores y otros setenta puntos.

Este es el episodio culminante en la larga batalla contra el pensamiento liberal, las condiciones sociales y materiales de la sociedad boliviana habían llegado al momento preciso en que era posible desbaratar todo el andamiaje ideológico liberal. Desde este momento Álvaro García, junto con los intelectuales de Comuna y otros, despliegan un conjunto de investigaciones y ensayos cuyo título común es Movimientos Sociales. Al plantear a éstos como la fuerza creadora de la sociedad y la expresión de las descomposiciones provocadas por el colonialismo perpetuo y el neoliberalismo, se sientan las bases académicas para la explicación de todos los fenómenos que se presentarán en los siguientes años en el país. El aparto ideológico liberal como sus intelectuales se fueron hundiendo en la misma medida en que ascendían los sectores populares en el camino a la toma del poder político.

Álvaro García Linera, en las elecciones generales del año 2002, por primera vez en la historia dos movimientos políticos indígenas, el MAS de Evo Morales y el MIP de Felipe Quispe, superan juntos la votación de cualquier otro partido político, sin embargo el 26% de los votos que suman ambas fuerzas no alcanzan para imponer en el gobierno a los sectores populares. Álvaro García apoya activamente a ambos movimientos en su proyección política, desde su condición de intelectual orgánico a los movimientos sociales. Paralelamente, se posiciona como reconocido analista político en medios de comunicación nacionales e internacionales. La guerra del gas, en octubre de 2003, dio nuevo ímpetu a los movimientos sociales y estableció el programa de cambios que requería el país en los próximos años. Sobre esta base, la participación activa de Álvaro García con los movimientos populares, coadyuvó a la definición de una nueva correlación de fuerzas.

En 2005, Evo Morales lo invitó a presentarse junto a él, como candidato a la Vicepresidencia, en las elecciones generales de diciembre. “Asumí la responsabilidad por defecto. Desde la adolescencia me imaginaba como un subversivo más, o sea pelear y morirme en la lucha por un gobierno indígena, que soñé desde mis 18 años. Ser ante todo uno de los ladrillos para construir esa sublevación.” El 18 de diciembre se cumplió su sueño más importante, se proclamó el primer gobierno indígena en el país, además la conquista fue aplastante, Evo Morales es el primer presidente electo con más del 50% de los votos en la historia de la democracia boliviana. Se estableció también el reto más importante de la vida de Álvaro García, tiene el deber de apoyar, con su vida si fuera necesario, al primer presidente indígena.

Un dirigente indígena y campesino es hoy presidente de Bolivia, la wiphala es símbolo patrio, Tupaj Katari y Bartolina Sisa héroes de la patria, la Constitución Política del Estado establece a Bolivia como un Estado Plurinacional Comunitario, dos tercios de la Asamblea Legislativa Plurinacional están copados por indígenas, campesinos, obreros y pequeños productores, los recursos naturales y las empresas públicas han retornado a manos de los bolivianos, junto con el desarrollo de al menos una docena de programas sociales destinados a favorecer a los sectores más humildes.
No lo mataron, ellos perdieron…

Datos Generales

Bolivia

Datos Generales de Bolivia

 

Bolivia (quechua: Buliwya; aimara: Wuliwya; guaraní: Volívia), oficialmente Estado Plurinacional de Bolivia, es un país situado en el centro-oeste de América del Sur, cuenta con una población de cerca de 10,1 millones de habitantes. Limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú. Su superficie es la sexta más extensa de Iberoamérica y comprende distintos espacios geográficos como la Cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía, los Llanos de Moxos y el Chaco, siendo así uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.

Políticamente, se constituye como un estado plurinacional, descentralizado y con autonomías. Se divide en 9 departamentos y mantiene una reclamación territorial a Chile por una salida soberana al Océano Pacífico. Sucre es la capital y sede del órgano judicial, mientras que La Paz es la sede de los órganos ejecutivo, legislativo y electoral.

En su territorio se desarrollaron civilizaciones antiguas como Tiwanaku, la Cultura Hidráulica de las Lomas y la cultura moxeña. Primero los incas y posteriormente los conquistadores españoles dominaron el territorio hasta que el país se independizó en 1825. Al haber heredado las tradiciones del mestizaje de las culturas precolombinas con la española es un país multiétnico y pluricultural, rico en la mezcla y sincretismo de costumbres y tradiciones recibidas de los pueblos indígenas y los conquistadores españoles.

Capital Sucre1 (Capital Constitucional), La Paz (Sede de gobierno)

Ciudad más poblada Santa Cruz de la Sierra(2 102 998 hab.)
Idiomas oficiales Español,1 quechuaaimara,guaraní y otras 33 lenguas22
Gentilicio Boliviano, -a
Forma de gobierno Presidencialismo
Presidente
Vicepresidente
Evo Morales Ayma
Álvaro García Linera
Órgano legislativo Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia
Independencia
 • Iniciada
 • Declarada
 • Reconocida
del Imperio español
25 de mayo de 1809
6 de agosto de 1825
21 de agosto de 1879
Superficie Puesto 27.º
 • Total 1 098 581 km²
 • Agua (%) 1,4 %
Fronteras 6743 km
Punto más alto Nevado Sajama
Población total Puesto 87.º
 • Censo 10 027 254 (Censo 2 012)3 hab.
 • Densidad 9,13 hab./km²
PIB (PPA) Puesto 89.º
 • Total (2013) USD 57  653 millones4
PIB (nominal) Puesto 94.º
 • Total (2013) USD 28.767 millones5
 • Per cápita USD 28696
IDH (2013) Sin cambios 0,6677 (113.º) – Medio
Moneda Boliviano (Bs., BOB)
Huso horario UTC −4
 • En verano UTC −4
Código ISO 068 / BOL / BO
Dominio Internet .bo
Prefijo telefónico +591
Prefijo radiofónico CPA-CPZ
Siglas país para aeronaves CP
Código del COI BOL
Miembro de: ONUOEAUNASURCAN,Grupo de RíoOMCALADIBMBID,
CAFALBAFLARSELACINOEIIUCN,
Unión LatinaMPNA.

Simbolos Patrios

  • La bandera nacional de Bolivia, conocida como «La Tricolor», es el principal símbolo nacional del país. Fue adoptada el 31 de octubre de 1851 durante el gobierno de Manuel Isidoro Belzu. Consta de tres franjas horizontales de igual anchura y dimensiones, siendo la franja superior de color rojo, la central de color amarillo y la inferior de color verde.
    La bandera nacional tiene tres versiones, reglamentadas por un Decreto Supremo emitido el 19 de julio del 2004: la bandera civil, que es también la bandera nacional, la bandera estatal, que incluye el escudo boliviano en el centro y la bandera militar (o de las Fuerzas Armadas),1 que desde 2010 usa la wiphala.

    El 17 de agosto se celebra el «Día de la Bandera» como fiesta nacional desde el 30 de julio de 1924 determinado por decreto supremo5 en conmemoración del aniversario de creación de la primera bandera boliviana en 1825.5 Con motivo de esta gran celebración se realizan actos conmemorativos como desfiles y ceremonias, en los cuales se le rinde tributo a la bandera.  

  • El escudo de armas de Bolivia, oficialmente Escudo Nacional de Bolivia, es el símbolo nacional oficial de Bolivia, el cual es empleado por el Estado boliviano y las demás instituciones públicas del país. En su actual versión, fue aprobado por medio del decreto 27630 del 19 de julio de 2004.  

  • La escarapela de Bolivia es una divisa compuesta por una cinta tricolor, plegado alrededor de un punto central. Es utilizado por los bolivianos, mostrando el fervor patriótico durante las fiestas patrias del país en el mes de agosto.
    La escarapela boliviana es un emblema nacional por ley1 y se lo coloca, mayormente, en el pecho izquierdo durante desfiles y actos cívicos.
    Los colores de la escarapela hacen referencia a la bandera de Bolivia, ordenados de la siguiente manera: el rojo en el borde exterior, el amarillo en la banda central y el verde en la parte interior. A veces suele ser utilizado con dos cintas en la parte inferior de la escarapela, igualmente utilizando los colores patrios.  

  • La kantuta puede ser vista en los valles altos de Los Yungas y cabeceras de valle del occidente boliviano, mientras que el patujú proviene de la región de los llanos bolivianos.
    La cantuta fue declarada "flor nacional de Bolivia" mediante el Decreto Supremo n.º 22482, de 27 de abril de 1990.  

  • Al igual que la Kantuta (flor andina de forma acampanada) donde se ven reflejados los colores de la bandera nacional, la flor de Patujú es otro de los símbolos de Bolivia que irradia la historia y la belleza del país.
    El Decreto Supremo 241 establece que la Flor del Patujú es originaria de la región de los Llanos, su inflorescencia se presenta en largos pétalos en forma de espadines matrizados por listas brillantes con los colores rojo, amarillo y verde.
    Tanto la flor de Patujú como la Kantuta representan la identidad boliviana y como símbolos entrelazados representan la unión e interculturalidad de las regiones del Estado.  

  • La wiphala (en aimara: wiphala, ‘bandera’) es una bandera cuadrangular de siete colores utilizada por algunas etnias de la cordillera de los Andes.
    Existen variantes de la wiphala. La más extendida es la usada en la actualidad como símbolo étnico del pueblo aimara, la cual fue reconocida como símbolo del Estado Boliviano por la Constitución de 2008.
    Los símbolos del Estado Plurinacional de Bolivia son: la bandera tricolor rojo, amarillo y verde; el himno boliviano; el escudo de armas; la wiphala; la escarapela; la flor de la kantuta y la flor del patujú.
    Artículo 6 (II) de la Constitución Política del Estado de Bolivia de 2009.  

Turismo en Bolivia

Bolivia es un país con mucho potencial turístico, que cuenta con variados atractivos turísticos, debido a su diversa cultura, regiones geográficas, rica historia y gastronomía.
Para más información puede descargar el Catálogo en Español ó Ingles.